Inteligencia Artificial: Historia de la IA

12/07/2021 · Actualizado: 07/04/2023

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

La inteligencia artificial es un término que últimamente está en boca de todos. Pero, realmente, pocas personas sabrían describir qué es, sus orígenes, en qué se basa o, sin ir más lejos, dónde nos la podemos encontrar en el día a día.

Aquí vas a encontrar respuesta a todas esas preguntas, desde el punto de vista de una persona que trabaja directamente día a día programando algoritmos que utilizan inteligencia artificial.

Índice
  1. ¿Qué es la Inteligencia Artificial o IA?
  2. Introducción a los inicios de la Inteligencia Artificial
    1. Los primeros pensamientos sobre la IA
    2. La IA en un contexto computacional
    3. Cada vez más cerca de la inteligencia artificial actual
  3. Ejemplos de la Inteligencia Artificial en la vida cotidiana
    1. Aparatos en el hogar
    2. Cámaras de fotos
    3. Anuncios personalizados en las páginas web y youtube
    4. Videojuegos

¿Qué es la Inteligencia Artificial o IA?

Explicado de la manera más sencilla posible, la Inteligencia Artificial hace referencia al comportamiento que tienen las máquinas o sistemas informáticos intentando imitar la inteligencia humanaEsta imitación por parte del ser humano se replica en las máquinas con la intención de realizar tareas de alto nivel y que conllevan más dificultad, donde un sistema informático tradicional no sería capaz de resolver el problema.

La manera en la que es posible que esto suceda, es la creación de un sistema informático que se base en un modelo similar al cerebro humano, que es capaz de aprender según se va introduciendo nueva información.

Aunque este es el caso de la IA más moderna, la IA tiene aplicaciones desde hace mucho tiempo, y las iniciales se basaban en replicar comportamientos que parezcan humanos, aunque simplemente sean líneas de código con expresiones estilo "Si te dicen 'hola', tienes que responder con 'Hola, ¿Qué tal?", por ejemplo. En este caso, no se trata para nada de una máquina que piensa, simplemente tiene una serie de sentencias que marcan un comportamiento que puede parecerse a lo que haría una persona en una conversación.

Sin embargo, esas no son las únicas formas que tiene la Inteligencia Artificial, pero no os preocupéis, más adelante en este artículo os cuento todas.

Por otro lado, existe una creencia generalizada, infundada principalmente por el cine de ciencia ficción, de que las máquinas se revelarán para dominarnos a todos, o algo así. No se puede negar que hemos conseguido hacer cosas realmente interesantes con los sistemas de Inteligencia Artificial actuales, pero es importante remarcar que los programas de IA simplemente son eso, programas.

La diferencia es que según va avanzando la tecnología, surgen modelos de inteligencia artificial que son capaces de extraer información de los datos que tiene como entrada de una manera implícita, y cada vez tienen unas capacidades más amplias, pero entre ellas no está la capacidad de pensar en sí. Recordemos que la inteligencia artificial simplemente replica el comportamiento humano de una manera muy técnica.

Para que entendamos bien lo que es realmente la inteligencia artificial y cómo hemos sido capaces los seres humanos de llegar hasta este punto, vamos a dar un repaso a los inicios de la IA, que son mucho antes de lo que piensas.

Introducción a los inicios de la Inteligencia Artificial

El concepto de inteligencia artificial no es para nada moderno, de hecho muchos (pero muchos) años antes de que existiera lo que ahora conocemos como ordenador, ya se conocía este termino.

Los primeros pensamientos sobre la IA

Las ideas más básicas en torno a este concepto nacen en la época griega, como un razonamiento de Aristóteles, en el que describe por primera vez un conjunto de reglas que forman una parte del funcionamiento del cerebro para obtener conclusiones racionales, es decir, pensar.

Por supuesto, no fue hasta mucho después que se empezó a hablar de lo que realmente ahora conocemos como IA. En 1315, el filósofo Ramon Llull habla en su libro Arts magna sobre la viabilidad de realizar de manera artificial el razonamiento humano.

La IA en un contexto computacional

Como podéis ver, la búsqueda de la automatización del pensamiento es algo que la raza humana ha tenido presente desde tiempos inmemorables. No es hasta el año 1936, cuando ya contábamos con los métodos necesarios, que se pudo diseñar una Máquina universal por el genio de la informática Alan Turing. Esta máquina universal demuestra la viabilidad que tienen los dispositivos físicos para implementar cómputos definidos.

Alan Turing fue una de las personas más relevantes para el avance computacional. A día de hoy uno de los retos más reconocidos en la informática es el test de Turing. El test de Turing consiste en que un comprobar si un sistema es lo suficientemente inteligente como para parecer un humano tras una serie de preguntas realizadas por un humano real. Si el sistema hace creer a la persona que hace las preguntas, que está comunicándose con un humano, entonces pasa el test.

Curiosamente, no fue hasta los años 50 que se escuchó por primera vez el término de "Inteligencia Artificial" (John McCarthy), haciendo referencia a lo que hoy conocemos como tal. Este momento parecía ser el inicio de la exploración de la inteligencia artificial, sin embargo todo lo relacionado con este tema se pausó durante las siguientes décadas.

El motivo principal era la falta de subvención económica para investigar estas ramas, y dado que se encontraban en una situación sumamente inicial de desarrollo, a nadie le convencía invertir su dinero en este tipo de temáticas.

Cada vez más cerca de la inteligencia artificial actual

En 1959, Rosenblatt diseña el Perceptrón, donde por primera vez se modela el comportamiento de una neurona de forma computacional. Este, sin duda alguna, es también uno de los hitos más importantes en la historia de lo que hoy conocemos como Inteligencia Artificial. El Perceptrón, se ideó con la idea de poder crear algoritmos utilizándolo, de forma que se imitaría en cierto modo el comportamiento del cerebro humano.

Entrando en la década de los 60, se empieza a conocer el concepto de sistema experto. Este término hace referencia a la creación de heurísticas y utilización de lógica difusa para resolución de problemas de forma automática. Se trata de una vertiente de la IA basado en la aplicación de unas normas para razonar los problemas que se le plantean al sistema experto.

Hasta los 80 no se empezó a tener una capacidad computacional suficientemente potente como para empezar a desarrollar los sistemas de inteligencia artificial que más se utilizan a día de hoy. Aparecieron los conceptos de redes neuronales (basados principalmente en la idea del perceptrón) y poco a poco este concepto se fue desarrollando más y más hasta llegar a lo que hoy conocemos como Deep Learning.

El Deep Learning es el punto más alto al que ha llegado a día de hoy la Inteligencia Artificial, y se basa en la creación de un modelo que funciona como un cerebro humano: aprende a resolver problemas. No se basa en reglas que se le asignan para saber reaccionar ante una situación; simplemente aprende a base de ejemplos, como hace un niño a lo largo de sus primeros años de vida.

¿Quién sabe hasta donde podremos llegar en el futuro? La inteligencia artificial está ahora mismo en un punto de explotación y quién sabe si seguirá avanzando a pasos agigantados como ha hecho hasta ahora, o si aparecerá otra técnica que deje obsoleta a la IA.

Ejemplos de la Inteligencia Artificial en la vida cotidiana

Por supuesto, la Inteligencia Artificial ocupa un lugar muy grande en nuestro día a día, aunque a veces no seamos conscientes de ello.

Aparatos en el hogar

A día de hoy, la mayor parte de nosotros hacemos uso, aunque sea esporádicamente, de los asistentes inteligentes que nos proporcionan los móviles y dispositivos especializados, ya sean android, apple o google.

Estos dispositivos tienen IA que aprenden a identificar e interpretar diferentes comandos por voz en base a redes de neuronas artificiales.

Cámaras de fotos

Actualmente, es lo más normal del mundo dar por hecho que cuando saquemos nuestro móvil para sacar una foto veamos los cuadraditos marcando las caras. Esto es posible gracias a la inteligencia artificial, capaz de reconocer diferentes tipos de caras en las imágenes en movimiento.

Anuncios personalizados en las páginas web y youtube

Cuando navegamos por internet o youtube, vemos anuncios y, a no ser que se especifique lo contrario, suelen ser personalizados en base a lo que hemos buscado por internet. Se trata de una IA que se encarga de buscar productos similares que recomendarte, dando por hecho que lo que buscas es algo que te gusta. 

Videojuegos

Finalmente, como comenté antes, en los videojuegos es muy común el uso de diferentes algoritmos de IA para manejar el movimiento de los personajes de la manera más óptima.

Espero que hayas disfrutado de este artículo, si es así deja un comentario!! Si crees que me he olvidado de algo importante, también puedes ponérmelo en un comentario 🙂

Si estás interesado en la programación, puedes echarle un ojo a las entradas relacionadas con el tema.

 

 

Pionera del caos

Ingeniera Informática con Máster en Bioinformática, casi doctora y freelancer. Todo lo que te cuento en este blog son aprendizajes que yo misma he tenido ya sea durante mis estudios o en otros proyectos!

Otras Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Para continuar es necesario que confirmes la política de privacidad de la web.

Subir